Okuda San Miguel: hablamos con el creador del surrealismo pop
1023
single,single-post,postid-1023,single-format-standard,ajax_fade,page_not_loaded,,qode-title-hidden,qode_grid_1300,footer_responsive_adv,qode-content-sidebar-responsive,qode-theme-ver-10.0,wpb-js-composer js-comp-ver-4.12,vc_responsive
Okuda

Okuda San Miguel: hablamos con el abanderado del surrealismo pop

Pasión. Eso es lo que transmite Okuda San Miguel cuando hablamos con él de su arte. A este artista santanderino se le iluminan los ojos cuando tiene ocasión de hablar de aquello que se ha convertido en el motor de su vida: el arte.

Okuda está exponiendo en Galería Kreisler la cuarta entrega de Theriomorphism, que el mismo comisiona. En activo desde 1997, saltó a la fama con la celebérrima Iglesia Skate, labrándose una reputación en el mundo entero. No podíamos perder la ocasión de tener una charla con él para preguntarle algunas cosas que nos obsesionan sobre su arte.

Okuda1

¿Qué nos vamos a encontrar en esta exposición?

Esta es la cuarta edición. La idea es juntar artistas de todo el mundo. Algunos son amigos con los que he trabajado otras veces, otros no, son nuevos aquí. Y sobre todo se trata del mestizaje entre arte contemporáneo y “street art”, me gusta mucho esta mezcla. Y siempre hay una o dos piezas únicas. Es muy difícil juntar artistas de todo el mundo para hacer piezas colaborativas, como estas que hemos hecho.

Definen tu trabajo como “Surrealismo pop”. ¿Qué opinas de esa definición?

Como en la música, prefiero que no haya definiciones. Pero si hay que quedarse con una, ésa es bastante acercada, porque he mamado mucho del surrealismo, de Magritte, de Dalí, de El Bosco… y luego también del pop-art. Y también de otras culturas. Quizá es surrealismo pop étnico.

source (1)

¿Cómo consideras que ha evolucionado tu arte desde tus comienzos?

Empecé hace 20 años pintando letras en la calle, porque me molaba el grafiti. Pero no era grafiti clásico, estaban construidas con mucho volumen. Y empecé a incluir más elementos, más arte fuera del grafiti. Y al haber estudiado bellas artes, comencé a incluir eso también, junto al trabajo de la calle, al trabajo de estudio. Todo se hizo una bola y salió esto.

¿Y cómo fueron esos comienzos? ¿Quién te influía, a quién seguías?

Al empezar, por el 97, no había una “old-school” de grafiti, al menos en Santander. La referencia era el grafiti más clásicos, y sobre todo el arte. El arte clásico, el contemporáneo. Me llegó casi antes las referencias del arte que las del grafiti.

giphy (5)

¿Y has tenido ocasión con alguien a quién admirabas?

Sí, en el año 2003, la primera cosa potente que hice fuera de España fue en Weisbadem, en Alemania, al sitio más importante del grafiti, al Wall Street Monument. Tenían unas fábricas abandonadas que las iban a tirar y llevaron a un montón de artistas representativos del mundo de esta época. Y me tocó pintar al lado de Daim, me hice amigo de los Os Gemeos… Fue la primera vez que me junté con gente que admiraba.

¿Cuál es el mayor desafío que ha tenido Okuda como artista?

 Casi todo lo que he querido hacer lo he podido hacer. Ahora tengo un equipo de gente que me ayuda. Lo de la Iglesia Skate, quizá, porque es un proyecto que nació de mí, no teníamos dinero, hicimos un crowfunding, nos ayudó mucha gente. Fue un desafío y supuso un cambio en mi trayectoria, a partir de ahí fue una locura mediática.

Quizá sería que en mi ciudad, en Santander, o en Madrid, no hay ningún mural mio de gran formato. Quizá no están valorando lo que tienen, hay edificios mios por todo el mundo y aquí no.

OkudaIglesia

¿Cuál es la actitud de las instituciones en torno al grafiti, el arte urbano? ¿Notas algún cambio?

 No, no lo hay. Y aprovecho para decir que necesitamos un cambio.

Muchas veces se define la vida en la gran ciudad como “gris”. Tu obra es evidentemente, muy urbana, y a la vez un estallido de color. ¿Puede haber alguna relación?

Claro, hay países que me llamaron porque al hacer un mural, transportas el espacio. Yo he estado en Kiev, y allí todos los edificios miden 20 pisos y son de cemento gris. No sé yo el ánimo de la gente cómo estará. La fachada que hice, y un metro que hizo también, son un paso hacia la libertad, hacia el cambio que están realizando desde hace un tiempo. Un cambio positivo.

94_webkiev-postal

¿Por qué crees que hay cierta resistencia a convertir la calle en un espacio artístico?

En el mundo no la hay. Y aquí parece que sí. Quizá porque los que mandan no se preocupan de su trabajo, y sobre todo, de la gente. Porque los políticos son representantes de la gente, y deberían preocuparse por ellos.

 ¿Te has metido alguna vez en un lío realizando algunas de tus obras?

Ahora no tengo tiempo de hacer cosas por mi propio pie. Tengo todo el año agendado. Pero por ejemplo, en las favelas de Brasil, voy a pintar, y viene un niño corriendo a decirme que el jefe de las favelas da el OK a pintar… pero que no podemos hacer fotos. Porque no podemos sacar fotos a armas, u otras cosas, que pueden ser problemas.

O en La India, te das cuenta que solo pintar les regalas la vida, a gente que no tiene nada pero están disfrutando más que tú, y ves unas sonrisas que nunca las has visto en la gente que te ha contratado. Se trata de aportar algo a la gente que vive ahí, que son los que lo van a disfrutar.

f51496439fd7a152f345e042854054a2

¿Qué país debería servir como ejemplo a España, en cuanto a arte se refiere?

Pues en Francia, en Alemania, vamos a hacer obras grandes amparados por las instituciones de ahí. Lisboa se va a convertir en una de las ciudades más guapas de Europa, por el clima, y porque tiene cosas clásicas de arquitectura y a la vez están transformando la ciudad artistas como Vhils. Madrid es muy contemporánea para unas cosas sí, pero para otras no.

Fuera del mundo del arte… ¿qué le gusta hacer a Okuda?

Todo se junta con mi trabaja. Viajar es lo que más te gusta. La cocina, la música, salir un poco, quedar con mis amigos, que son artistas también. Todo gira en torno al arte.

TheFall

Como el arte se retroalimenta, háblanos de tus películas, libros o discos favoritos

¡Discos muchos! El de Jaime XX último. O el de Jamie Woon. Me gusta mucho la electrónica. En pelis… me gustó mucho The Fall. Y en directo, Muse o Trentemøller, que está guapísimo.

Okuda, si dependiera de ti al 100%… ¿qué proyecto te gustaría abordar?

Quizá juntarme con un arquitecto y llevar la escultura a un nivel arquitectónico. Hace algo muy grande, pero con mis personajes.

Gracias a Okuda por su tiempo. Podéis saberlo todos sobre su obra a través de su página web.  

Etiquetas
Sin comentarios

Escribir un comentario